Biografía y Obras de María Chillida

San Sebastián, 1960

María ha pintado toda su vida. Parece inevitable en el caso de una mujer que pertenece a una saga familiar de artistas. Comenzó plasmando paisajes y floreros, piezas de tintes más enmarcados dentro de lo figurativo. Más adelante, aprendió la rigidez del trabajo de pintor de la mano de su hermano Pedro y evolucionó hacia la abstracción que, asegura, le permite "mayor libertad a la hora de crear" sus obras.

Influenciada por los impresionistas, las obras de la autora reflejan un arte abstracto, alegre y equilibrado. El color es su pasión porque transmite alegría.

"El equilibrio es importantísimo en todas las facetas de la vida. No soy partidaria de los extremos y eso se refleja en mi obra", afirma.

No hay resultados. ¡¡Busque de nuevo!!

Volver a inicio